AMARILLO

Porque subraya ideas interesantes.

En la búsqueda del naming perfecto

El naming es el mensaje central de la marca y el elemento con mayor vigencia temporal. Tener un nombre apropiado y coherente puede convertirse en un activo imprescindible y en un elemento esencial para el desarrollo de nuestra empresa.

En algunos casos, el nombre puede llegar a convertirse en la primera experiencia de marca. Con un nombre adecuado conseguiremos llamar la atención y crear impacto en nuestro público. Pero no siempre es fácil pensar y elegir el nombre más apropiado. Así que, ¿qué tenemos que tener en cuenta en la búsqueda del naming perfecto?

1.Que sea pronunciable: Fácil de pronunciar para los públicos a los que se dirige y con una sonoridad natural y agradable. Además tenemos que buscar que la propia pronunciación contribuya directamente a la identificación y al reconocimiento de la marca.

2.Fácil de transcribir: Debe ser fácil de escribir, así facilitaremos la presencia y el reconocimiento de la empresa. Este factor es especialmente importante para estar bien presente en el mundo online.

3.Que sea memorable: Tiene que causar un impacto en la mente del consumidor haciéndolo permanecer en la memoria de las personas y contribuyendo directamente a su diferenciación y posicionamiento de la marca.

4.Notoriedad: El nombre también puede convertirse en uno de los grandes contribuyentes en el reconocimiento de nuestra marca. Debemos elegir un nombre para nuestra empresa que refuerce su identificación, además de ayudar a asociarla con su oferta y propuesta de valor.

5.Que tenga valores y atributos: Una marca se sustenta a partir de unos valores y unos atributos, en este sentido un nombre también debe actuar como comunicador de la esencia de marca.

6.Tener en cuenta su posicionamiento online: La presencia online de una marca es hoy en día una obligación para cualquier empresa. Deberemos evitar aquellas palabras que puedan confundir a las personas o que nos posicionen en búsquedas no deseadas. Además, pensar en aquellos nombres que nos alejan de la competencia nos ayudará a conseguir mayor visibilidad incluso más allá de donde se encuentran nuestros competidores.

7.Que no esté registrado: Podemos haber encontrado el nombre ideal para nuestra marca pero si ya está registrado o no está disponible, el proceso de naming no nos habrá servido de nada. Para evitar esta situación, deberemos comprobar constantemente la disponibilidad de posibles nombres tanto a nivel de marca registrada como en los dominios online.

Estos siete consejos son algunos de los factores imprescindibles para lograr la creación del nombre ideal, sin embargo, no debemos olvidar que cada marca es única y cada proyecto tiene necesidades y características distintas.

¿Te gusta nuestro trabajo?
Contacta con nosotros