Estrategia de branding corporativo que marca la diferencia para MY DRAP

13/02/2017

Una buena estrategia de branding corporativo  es importante para cualquier empresa, pero, todavía cobra más relevancia cuando la marca quiere reorientar alguno de sus productos o abrir nuevos mercados. Este es el caso de MY DRAP: aunque siempre había enfocado sus manteles individuales y servilletas de tela para el sector profesional, ahora quiere ampliar y plantea dirigirse también al público general, al pequeño consumidor. Para conseguirlo con éxito es importante planificar una buena estrategia de branding corporativo, pensando en cómo transmitir y adaptar los valores y productos de la empresa a los nuevos clientes.

¿Y cuál es la esencia de MY DRAP? Cuando organizas una cena tienes dos opciones: que sea una de tantas o que se convierta en una experiencia memorable. Y que tus invitados no puedan olvidarla. Los consumidores de MY DRAP eligen la segunda opción sin pensarlo. Y lo hacen cuidando hasta el más mínimo detalle para sorprender a sus invitados. Porque son así, sociables y detallistas. Elegantes y prácticos. Divertidos y espontáneos. Disfrutan vistiendo sus mesas de manera original y reflejando su personalidad con los productos de MY DRAP.

 

Nueva estrategia de branding corporativo: reorientar el diseño de sus productos

A mediados del año pasado empezamos a colaborar con MY DRAP con el objetivo de orientar el diseño y concepto de sus productos hacia una nueva estrategia de branding corporativo. MY DRAP es una marca que se caracteriza por ser única e innovadora. Y que marca la diferencia con sus manteles individuales y servilletas 100% algodón y lino, lavables y presentados en rollo. En sus inicios el producto estaba pensado para el sector profesional (hostelería, catering…) y con la nueva estrategia de branding corporativo quieren dirigirse también al sector retail.

Empezamos realizando un análisis exhaustivo interno y externo de la marca (origen, valores, misión, qué imagen quiere transmitir y qué percepción llega a sus clientes, proveedores…). A partir de las conclusiones, iniciamos una segunda fase en la que trabajamos una estrategia de marca  para redefinir sus valores y su comunicación. Categorizamos y ordenamos el portafolio de productos según sus targets y conceptos. También creamos nuevos productos y definimos su paleta cromática, de acuerdo a las necesidades detectadas y pensando especialmente en los nuevos clientes potenciales. Todo ello, lógicamente, sin renunciar al estilo y los valores de la empresa, que tienen que continuar siendo coherentes con todos los productos y marcas con las que colaboran.

Además, hemos aplicado el nuevo branding corporativo en algunos de sus materiales de comunicación, como el catálogo general de producto, donde también hemos definido la dirección de fotografía, o la landing page.

Otro de los aspectos fundamentales de la nueva estrategia de branding corporativo ha sido la puesta en marcha de la nueva e-commerce de MY DRAP, exclusivamente diseñada para el sector retail. Te lo explicamos en este artículo: Comunicación digital para MY DRAP.

 

Presentación del nuevo branding corporativo y colecciones en Maison & Objet 2017

La nueva identidad de MY DRAP y sus nuevos productos se han presentado en la última edición de Maison&Objet. La feria internacional del diseño y la decoración que se ha celebrado en París del 21 al 24 de enero. Para el evento, diseñamos un stand que giraba alrededor del tejido 100% para reforzar este concepto que, en algunas ocasiones, el consumidor desconoce.

Actualmente, estamos trabajando en una nueva fase que tiene como objetivo rediseñar la imagen corporativa de MY DRAP. Conceptualizar y diseñar su packaging y el retail branding. Y establecer el estilo de comunicación, tanto gráfico como verbal, de la web corporativa/e-commerce y de sus redes sociales.

Durante estos primeros meses de colaboración con MY DRAP, hemos realizado grandes cambios cuidando hasta el más mínimo detalle. Pero, aún nos queda mucho camino por recorrer.

Y es que, el branding corporativo es un concepto de lo más amplio, y en el que hay que cuidar todos los detalles, para que todos los inputs que llegan al consumidor potencial sean coherentes con la imagen que queremos transmitir. Es un error pensar que cambiando un logotipo, o la tipografía de los carteles y comunicaciones, ya estamos modificando nuestra imagen de marca. La representación mental que nos hacemos de los empresas y sus productos depende de muchos factores más:

Logotipos e identificadores visuales

Espacios físicos y virtuales: stands, tiendas, web corporativa, las propias instalaciones de la empresa

Equipo humano: todo el personal que trabaja en la empresa debería conocer y actuar de acuerdo a sus valores, para transmitirlos también a proveedores, clientes…

Productos y servicios ofertados: embalaje, envase, precios, canales de venta…

Comunicación: anuncios, patrocinios, canales de comunicación interna…

¡El branding corporativo nos ayuda a planificar, a pautar, para que todo esté en sintonía, y así conseguir mejores resultados para nuestra empresa!

Tags: Diseño de producto, Estrategia de branding

2017