Diseño de packaging para es im-perfect®, una marca que lucha contra el despilfarro alimentario

02/07/2019

En el año 2015 empezamos a colaborar con la fundación sin ánimo de lucro Espigoladors, que desde 2014, lucha contra el despilfarro alimentario a la vez que empodera a personas en riesgo de exclusión social de una forma transformadora, participativa, inclusiva y sostenible.

Su proyecto se apoya en tres grandes pilares: reducir el despilfarro alimentario, garantizar el acceso a una alimentación sana y nutritiva para todas las personas que se encuentran en una situación vulnerable y generar nuevas oportunidades empoderando a las personas en riesgo de exlcusión social.

Un proyecto para concienciar y movilizar a la sociedad hacia nuevos hábitos de consumo

Mediante sus espigadores voluntarios, y la colaboración de productores y empresas colaboradoras, recogen frutas y verduras feas e imperfectas que por su estética no pueden comercializarse o que provienen de excedentes de empresas, productores y comercios y les dan una segunda oportunidad: las canalizan hacia entidades sociales o las transforman en los productos es im-perfect®.

Desde su nuevo obrador ubicado en El Prat de Llobregat dan una nueva vida a estos alimentos creando mermeladas y patés naturales y artesanales que comercializan bajo la marca es im-perfect® y que están recomendados por la chef Ada Parellada. Además, en el proceso de transformación participan personas en riesgo de exclusión social.

La fundación Espigoladors también trabaja para sensibilizar mediante talleres y actividades (espigoladas) dirigidos a niños, jóvenes, adultos y empresas para crear conciencia de la importancia de una alimentación saludable fomentando el cambio hacia nuevos hábitos de consumo.

Empezamos creando expositores bajo el concepto de las segundas oportunidades

Nuestro primer proyecto con Espigoladors fue crear su primer expositor de productos es im-perfect® para el punto de venta. Con este pretexto, realizamos una primera fase de conceptualización de la marca, desarrollamos su storytelling y establecimos el tono de comunicación, que siguen empleando actualmente.

El objetivo principal era llamar la atención de los consumidores en puntos de venta saturados por miles de referencias. Por eso optamos por unos copys muy directos que apelaran al lado más solidario y emocional de estos para que adquirieran los productos. Tras este primer contacto, explicábamos el proyecto facilitando toda la información necesaria.

El diseño del expositor y su comunicación giraron entorno a las segundas oportunidades, de las frutas y verduras y de las personas que trabajan en la fundación. Y para visualizarlo, reciclamos cajas de fresas ya usadas empleándolas como expositores.

Diseño del packaging y branding de es im-perfect® y rediseño de la identidad de Espigoladors

A partir de esta primera experiencia, hemos colaborado durante 4 años con Espigoladors y su marca es im-perfect®. Hemos conceptualizando, diseñando packs y materiales de comunicación, con valores y un alto impacto social, tanto para su comercialización como para campañas realizadas con todo tipo de empresas privadas (regalos de navidad, packs personalizados, libros de consejos de conservación, etc.).

Pero durante el año pasado realizamos la intervención más importante con el objetivo de ayudar a la fundación en su comunicación y en la de sus productos: rediseñamos su logotipo, acorde con la nueva identidad corporativa que creamos para la marca es im-perfect®.

En ambos casos escogimos una nueva tipografía de líneas más simples y, a nivel cromático, apostamos por el color negro como representación del sector gourmet. Para la identidad de Espigoladors mantuvimos la ilustración de sus espigadores que, desde el inicio, acompaña a la marca y que tanto les representa, pero realizamos una pequeña actualización.

En el caso de es im-perfect® apoyamos su nueva identidad con la creación un nuevo elemento gráfico: un objeto irregular que modifica su forma según el lugar donde se aplique y que enfatiza el concepto de imperfección, alrededor del cual hemos vertebrado toda su comunicación.

Asimismo, este nuevo elemento hace también referencia a las diversas formas de fruta y verduras defectuosas que son la materia prima de los productos es im-perfect®.

Aplicamos su nueva identidad en el packaging y en los elementos de comunicación de los patés y mermeladas es im-perfect® y, además, realizamos la señalización de su nuevo obrador ubicado en El Prat y creamos su presentación corporativa. Una pieza clave en su comunicación de la que definimos estructura, realizamos los contenidos y dirección de arte y diseñamos.

La realidad que impulsó el proyecto: el 40% de las frutas y verduras que se producen terminan en la basura

Actualmente el 40% de las frutas y verduras que se producen terminan en la basura, principalmente el gran despilfarro se realiza en los hogares, con un 17%, con un 16% en el proceso productivo, el 5% en hostelería y restauración y, finalmente, con un 2% en la distribución y en los puntos de venta.

Frente a este escenario, y el hecho de que hay personas en riesgo de exclusión que no tienen otra alternativa que recuperar alimentos de los contenedores, muchos de ellos desechados por su estética, pero, totalmente aptos para el consumo, tres emprendedores, entre ellos Mireia Barba, decidieron ser parte de la solución y creó la iniciativa solidaria Espigoladors. En 2014, su proyecto fue uno de los 20 proyectos seleccionados en la tercera edición del Programa de Emprendimiento Social de la Fundación La Caixa.

Al proyecto se sumó la chef Ada Parellada, que forma parte del comité asesor de la fundación y abandera el reaprovechamiento alimentario desde su restaurante Semproniana, en el centro del Eixample de Barcelona, y posteriormente, firmaron un convenio con el Parc Agrari del Baix Llobregat en donde realizan la mayoría de espigamientos.

Desde entonces, sus acciones no han parado de revertir en la sociedad:

540 acciones de sensibilización #yonotiro
76 productores y empresas colaboradoras
518 toneladas de alimentos recuperados
124 toneladas de emisiones de C02 evitadas
319 millones de litros de agua ahorrada
1 572 736 millones de raciones de alimentos servidas

Colaboramos en un proyecto social reconocido por concienciar y promover la economía sostenible

En 2018, la fundación Espigoladors recibió el Premi Medi Ambient de la Generalitat de Catalunya por normalizar la antigua práctica del espigamiento entre todos los productores mientras consolida una red de espigadores que entregan gran parte del producto espigado a entidades sociales y destinan el resto a elaborar el producto que se vende bajo la marca es im-perfect®. Este premio reconoce anualmente la importancia de los proyectos que promueven la economía sostenible y la modernización de la sociedad.

Además, la propia fundación ha creado su propio premio #La comida no se tira, un concurso de ideas y cuentos ilustrados contra el despilfarro alimentario, dirigido a niños y jóvenes de entre 6 y 17 años que se impulsa en las escuelas e institutos.

Desde NOMON seguiremos ayudando a la fundación Espigoladors a comunicar su labor social porque compartimos valores y el propósito de seguir dando segundas oportunidades.