El diseño de packaging de Lékué: premio Laus de Bronce

06/07/2015

El jurado de la 45º edición de los Premios Laus 2015 nos ha otorgado el Laus de Bronce en la categoría de Gráfica – Packaging – Gran público: unidad o línea de envase y/o etiqueta por el diseño de packaging de edición especial para el estuche de vapor de Lékué.

El diseño de packaging se caracteriza por ser 100% reutilizable, capaz de sorprender en el punto de venta y prolongar su vida en el hogar. Un packaging con doble uso  que permite utilizarlo como delantal y como recetario. Con ideas diarias para tener una alimentación más fácil y sana.

A partir de sesiones de co-creación, y siguiendo la metodología propia de trabajo de Nomon Design, se detectó la necesidad de aunar packaging y producto, emplear un material reciclable y desarrollar un diseño de packaging educacional y divulgativo.

En definitiva, un diseño de packaging coherente con los valores de Lékué, marca bajo la cual encontramos una gran variedad de utensilios de cocina, que en gran medida comparten un objetivo común: conseguir una alimentación sana en poco tiempo. Lékué aporta una gran variedad de soluciones innovadoras y creativas para todos aquellos que quieren disfrutar de una dieta equilibrada, de forma práctica y funcional, respetuosa con el medio ambiente y las personas.

 

Un diseño de packaging que da respuesta a unos consumidores cada vez más concienciados

Bajo el concepto “el packaging es parte del producto”, en 2015 presentamos este diseño de packaging de edición especial en Maison Objet dirigido a un canal tradicional y con el objetivo de reforzar sus valores corporativos: personas, creatividad y retos. Y da respuesta a aquellos consumidores que toman decisiones según criterios sostenibles.

Además, la propuesta premiada da respuesta a la necesidad de Lékué y de Nomon Design de replantearse sus productos y sus diseños para innovar y mejorar de manera continua.

Diseño de packaging: ¿es realmente importante?

El packaging es el envoltorio o envase que contiene un producto. En su origen se utilizaba simplemente para guardar y proteger el producto para facilitar su manipulación, transporte y almacenaje. También se utiliza como soporte de información para el consumidor: en el packaging encontramos la composición del producto, requisitos legales, condiciones de manejo y mantenimiento.

Pero hoy en día el diseño de packaging va mucho más allá. No es solo un elemento meramente funcional o práctico, sino, que se ha convertido en una herramienta de marketing excelente. Es un recurso importantísimo para captar la atención del consumidor, especialmente en el punto de venta.

En unas estanterías (o páginas webs) abarrotadas de productos similares, el diseño de packaging marcará la diferencia. El envase debe ser seductor y diferenciar nuestro producto del de la competencia. Hay que destacar, pero no solo con un diseño de packaging llamativo u original. El packaging debe aportar valor al producto, explicarnos cómo es y reforzar la imagen de marca (la esencia y valores de la empresa).

Otro elemento a tener en cuenta en el diseño del packaging es que actualmente no vendemos productos o servicios sino más bien experiencias. Existen en el mercado una gran cantidad de productos/ofertas/canales de venta y, objetivamente, puede ser difícil diferenciarnos del resto. Por ello es tan importante reforzar el aspecto más emocional en el proceso de compra. Y ahí el diseño del packaging es fundamental, ya que es la primera impresión que tendrá el consumidor al ver el producto.

El diseño del packaging puede ser nuestra mejor carta de presentación. El mejor reflejo de los valores y los puntos fuertes de nuestra empresa.

 Además, también hay que destacar que en un momento como el actual, en el que cada vez más personas efectúan sus compras online, el diseño del packaging cobra un protagonismo especial. Más allá de cumplir con unos requisitos específicos (asegurar la llegada del paquete en óptimas condiciones a su destinatario), el envase debe aportar al consumidor la calidez que se pierde en un proceso de compra de estas características. De alguna manera, el cliente debe tener la sensación que alguien ha preparado su paquete con especial atención, igual que lo haría el vendedor en la tienda, bajo su atenta mirada.

El diseño del packaging es, ahora más que nunca, un punto de conexión entre consumidor y vendedor. Por ello es tan importante que esté en sintonía con los valores de la marca y que ofrezca una experiencia satisfactoria al comprador.

 

Tags: Diseño editorial, Nomon Design, Premios

2015