Branding corporativo para Le Creuset: una estrategia con mucha personalidad

11/01/2016

Amantes de la cocina, si tuvierais que poneros una etiqueta cuando estáis entre fogones, ¿cómo os definiríais? ¿Sibarita? ¿Gourmet? ¿Foodie? Quizá nunca os lo habéis planteado, ni os habéis parado a pensar que vuestro estilo de vida, carácter y forma de vivir la cocina, dice mucho de vosotros y de vuestros platos.

Branding corporativo para le Creuset: conectar productos con personalidades

En base a esta reflexión, ¿qué estilo te define?, gira la nueva estrategia de branding corporativo  que hemos desarrollado con Le Creuset, marca líder en el mercado Premium de menaje de cocina

Desde 1925, Le Creuset ha fabricado una gran cantidad y variedad de utensilios de cocina de primera calidad, especializándose en la fabricación de productos de hierro fundido, acero inoxidable multicapa, aluminio antiadherente, cerámica de gres, accesorios de vino… entre otros. Sus valores han sido siempre la innovación, la calidad y el diseño. Entre sus seguidores de confianza se encuentran grandes chefs, cocineros y amantes de la cocina.

La nueva estrategia de branding corporativo para Le Creuset España se expresa en un nuevo concepto de comunicación “Cocina con personalidad”. Como todos somos diferentes, Le Creuset nos ayuda a escoger qué productos se adaptan mejor a nuestros gustos y necesidades en la cocina.

 En este caso, el acento no recae en las calidades objetivas de los productos Le Creuset, que son de sobras conocidos por la trayectoria de la empresa. Como decíamos es conocida mundialmente por ser una de las mejores marcas en menaje de cocina.

Sino que con este proyecto de branding corporativo, nuestro principal objetivo ha sido el acercar Le Creuset a sus consumidores, de una manera más experimental y participativa. Más vivencial, más emocional. Así, no se trata de vender unas ollas, unos accesorios o unos cuchillos de cocina sino que buscamos que los consumidores conecten y se identifiquen con una determinada forma de cocina y, por extensión, de entender la vida.

Para ello, hemos desarrollado un lenguaje de comunicación con un nuevo estilo y tono. Y hemos creado nuevos contenidos para que sus públicos se sientan mucho más identificados. Como las recetas realizadas por chefs de renombre, como Gonzalo d’Ambrosio, chef y presentador en Canal Cocina.

Así, ahora cuando te acerques a una tienda Le Creuset o adquieras uno de sus productos pregúntate qué eres y etiquétate: #yosoysibarita #yosoygourmet #yosoyfoodie. Y descubrirás qué productos dicen más de ti y que chefs te representa a la perfección.

 Cabe destacar que esta estrategia de branding corporativo está muy en sintonía con los nuevos canales de comunicación, las redes sociales. Con un lenguaje sencillo y directo, más allá del uso de etiquetas o “hashtags”. Con la persona y sus experiencias en el centro de la mirada. Con unos chefs de renombre (“influencers”) que nos sirven de referencia. Con una llamada a la participación y al intercambio de experiencias.

El branding corporativo, una pieza clave para la empresa

El caso de Le Creuset, con casi 100 años de experiencia en el sector del menaje de cocina, nos permite poner sobre la mesa una de las características del branding corporativo: su capacidad para actualizar la imagen de marca.

El mundo está cambiando en muchos sentidos (formas de trabajo, de consumo, de comunicación, de relación, hábitos y rutinas en casa…) y es importante que las empresas se adapten a ello. No sólo con nuevos productos y servicios (e-commerce, por ejemplo) sino también con estrategias corporativas y de comunicación que conecten con el público actual, sus necesidades e inquietudes.

El branding corporativo juega un papel fundamental en todo ello. El branding corporativo es la “imagen de la empresa”, aquello que queremos transmitir con nuestra marca y por lo que queremos ser reconocidos y recordados. Aunque algunos valores de la empresa puedan mantenerse a lo largo del tiempo (innovación, calidad y diseño) es importante adaptarlos a las nuevas realidades y formas de comunicación. De ahí la importancia del branding corporativo para seguir conectados con nuestros potenciales consumidores.

Y sería un error pensar que “con actualizar el logotipo o la tipografía es suficiente”. Desarrollar una buena estrategia de branding corporativo implica un cambio mucho más profundo. Hay que investigar e identificar las características de la empresa (valores, puntos fuertes, relación con la competencia…), definir la identidad de la marca y empezar a construirla desde todos los ámbitos de la empresa. No solo desde una publicidad más tradicional, sino en todo aquello que hacemos y con todas aquellas personas con las que nos relacionamos: clientes, proveedores, trabajadores, puntos de venda… El branding corporativo es un proyecto global.

 

Tags: Branding corporativo, Estrategia de branding

2016